GEOMETRÍA CÓSMICA


 Acaban de ingresarme en el pentadecágono. El Tribunal Superior del Vértice me ha condenado a vivir quince años entre quince esquinas, la rehabilitación severa para quienes atentan contra la supremacía del ángulo. Mi delito fue diseñar una ciudad redonda con edificios circulares, pues como arquitecta aficionada a la astronomía basé mi proyecto urbanístico en la ilimitada sabiduría del Cosmos.

—¿Se han descubierto estrellas cuadradas o planetas rectangulares? ¿Verdad que no, señorías? Entonces, deberían condenar al constructor original, el Universo, por preferir las curvas; yo sólo imité su geometría esférica —dije en mi defensa durante el juicio.

Lo que no saben estos rectilíneos es que giraré todos los días sobre mí misma en el centro del polígono.


2 comentarios:

  1. A ver si te vas a marear y luego acabas besando el suelo, recogiendo los dientes en la palma de la mano y contándolos uno a uno... Pero no te quejes, que podría haber sido peor si te hubieran encerrado en un icosaedro.
    En fin, que se podría decir que te ha quedado un microrrelato redondo.

    ResponderEliminar
  2. Hasta el momento la Tierra gira sobre sí misma y si tiene algo roto, no es por su giro sino por los gusanos que tiene encima y alrededor, esos que se parecen tanto a nosotros, je je.

    ResponderEliminar

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar, pero es más agradable hacerlo en buena compañía.

COMENTARIOS RECIENTES

IMÁGENES Y POESÍAS

Las imágenes de este blog están extraídas en su mayoría de la red y son libres, a excepción de las que tienen el nombre de su autor o autora. Si alguien considera que alguna de esas imágenes sin autoría es de su propiedad y quiere que se suprima del blog, no tiene más que comunicarlo al correo del perfil.

Los poemas y textos pertenecen a la autora del blog, Matilde Selva López, a excepción de aquellos en los que consta el nombre de otros autores.